agosto 25, 2020

Descubriendo mi corazón

En un tiempo de mucha vacilación, Dios nos llama a entregarle nuestro corazón y dejar que Él sea el único Señor de todo nuestro ser. El mandamiento más importante es éste: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón” (Mt. 22:37).